Las multas típicas del verano

conducir en verano

La llegada del verano y de las vacaciones estivales supone decir adiós al estrés y a las preocupaciones. Se vive de otra forma, más relajado. Sin embargo, a la hora de coger el coche, hay que mantener la atención y la concentración. Aquí no sirve el “todo vale”. Sea invierno o verano, las normas de circulación están para respetarlas. Hoy te ponemos algunas de las multas más típicas del verano.¡Mucho ojo!

Exceso de velocidad

Las prisas nunca son buenas. Y en la carretera menos. Olvidémonos del estrés, ¡estamos de vacaciones! Conduciendo bajo los límites nos aseguraremos que no nos ganemos una multa que nos arruine los planes de verano. Además, recuerda que lo importante es llegar.

Ropa inadecuada

Conducir requiere de toda nuestra atención y de todas nuestras facultades. Pero además, es necesario ir vestido de forma que nuestra ropa no suponga un problema. Conducir sin camiseta, además de estar prohibido, es incomodo y el roce del cinturón puede provocarte heridas que podrían llegar a ser muy graves en caso de accidente. Tan importante o más que la ropa es el calzado. Son más cómodas en verano, pero para conducir, huye de las chanclas, ya que estas se pueden salir del pie y atascar los pedales. Las multas pueden llegar hasta los 200 euros.

Exceso de pasajeros

En verano es muy típico meter a “ciento y la madre” en el coche, porque “total, la piscina está ahí mismo”. Además de incomodo, si los agentes de seguridad te pillan, te enfrentas a una multa de 80 euros, 200 si el numero de pasajeros excede el 50% de las plazas del vehículo.

Imitar aquel anuncio de “¿te gusta conducir?”

Sacar la mano por la ventanilla es una de las manías más normales entre los conductores. Pero eso no quita que sea muy peligroso. Además, podrían multarnos con hasta 80 euros. Recuerda, conduciendo, las manos siempre al volante.

Aparcar donde no se debe

Muchas veces, estamos tan deseosos de llegar a nuestro destino, que dejamos el coche en cualquier sitio. Recuerda estacionar en los lugares habilitados para ello, y nunca, bajo ningún concepto, aparques en la playa. Otro consejo, evita aparcar encima de vegetación que esté seca, ya que en contacto con partes como el tubo de escape, se puede ocasionar un incendio.

Con mantener el respeto por las normas y el civismo, nada ni nadie nos podrá amargar las vacaciones. ¡Feliz verano!

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *