La importancia de ir bien acompañado

distraccion

Conduciendo, como en los demás ámbitos de la vida, es imprescindible estar bien acompañado. Con el comienzo de la operación salida, las carreteras se abarrotarán de coches llenos de familias y amigos que esperan pasar un verano inolvidable. Sin embargo, un viaje largo se puede convertir en una pesadilla si la compañía se comporta de forma que distraiga al conductor. Incluso se puede provocar un accidente.

Según el estudio #Stopdistraer, realizado de forma conjunta por BP, Castrol y el RACE, el 85% de las distracciones son provocadas por los pasajeros, ya sean adultos, niños o mascotas.  La encuesta, realizada a 1.444 conductores de entre 18 y 75 años, arroja datos como que el 60% perdió el control del coche en alguna ocasión por hablar con el acompañante, otro 12% por atender a niños, un 10% por mirar a los acompañantes y un 4% dejaron el coche sin control por mantener una discusión.

Precisamente, discutir mientras se conduce es una de las distracciones más peligrosas, ya que el aumento del estrés puede provocar en el conductor la toma errónea de decisiones y conducir de una forma errática y arriesgada. Otra de las actitudes que más distrae al conductor es un copiloto que se entrometa en la forma en la que conducimos. Cosas como “acelera”, “frena” o “cuidado con ese árbol”, distraen e irritan al 36% de los conductores encuestados.

Otro acompañante irritante para el 22% de los encuestados es aquel que se queja de las condiciones del viaje. El típico “¿Cuánto falta?” o ahora en verano, “hace calor, pon el aire” suponen una distracción que puede provocar un accidente. A este se le suma el que tiene calor y decide tocar el climatizador, o el que toca la bocina cuando alguien hace alguna “pirula”, e incluso el que decide que tienes que girar más el volante.

Hablar mucho, hablar poco e incluso que el copiloto se quede dormido son otras de las actitudes que según el estudio de BP, Castrol y el RACE, no ayudan nada a que el conductor se concentre en llevar a sus pasajeros al destino de una sola pieza. Por eso, si este verano vas a ir de acompañante, recuerda hacerle la vida más fácil al conductor, y recordad disfrutar en el destino.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *