El futuro es la recarga por inducción

Inducción en coches electricos

En los últimos años, el avance de los coches eléctricos hace que cada día se planteen nuevas soluciones para convertir estas máquinas en las dignas sucesoras de las equipadas con motor de combustión. Esto pasa por hacerlas atractivas a los usuarios, y para ello, deben solucionar problemas como autonomía, fiabilidad, y rapidez de uso.

Uno de los escollos era el largo tiempo de recarga de estos vehículos, algo que echa para atrás a muchos posibles compradores. El tener que cargar el coche en casa o en estaciones dedicadas a ello como si de un móvil se tratara puede ser un recuerdo del pasado. ¿Cómo? Con la recarga por inducción.

Marcas como BMW o Lexus han invertido mucho dinero en el desarrollo de estos sistemas, y empresas externas como Qualcomm Halo han conseguido desarrollar prototipos que podrían verse en nuestras calles en pocos años. Infinity es otra de las marcas que ya se están preparando para la recarga por inducción sin cables, y su prototipo, el LE, podría estar listo para 2018. Por otro lado, la ya mencionada Qualcomm ya tiene un prototipo completamente funcional. Se trata del primer deportivo eléctrico de BMW, el i8, y que en este caso concreto hace las funciones de Safety Car de la Fórmula E.

Cómo funciona la recarga por inducción


El sistema de recarga por inducción utiliza el magnetismo para transferir electricidad sin cables, de un modo seguro y eficiente. El sistema es tan simple como aparcar el coche eléctrico sobre una fuente de energía wireless, situada en el suelo de un garaje o embutida en el pavimento de una plaza de aparcamiento. Así, el sistema transferirá automáticamente la electricidad al cargador de la batería de alto voltaje del vehículo. Esto ahorraría tiempo al conductor, así como facilitar la recarga, pues únicamente habría que aparcar encima de estas plataformas de recarga.

Mercedes y BMW firmaron un acuerdo para desarrollar conjuntamente un sistema de recarga inalámbrica que verá los primeros ensayos el año que viene en una flota compuesta por coches de ambas fábricas.

Cada día más mecánicos se especializan en coches eléctricos


Todas estas novedades requieren que, en el futuro, existan mecánicos especializados en estos sistemas. Según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), hasta octubre de 2014 se han vendido 947 vehículos eléctricos en nuestro país, algo impensable hace unos años. Y las previsiones apuntan a que, en 2020, el 10% del parque automovilístico será eléctrico. Por eso, muchos ya están viendo en los coches eléctricos una oportunidad de diversificar el negocio y marcar la diferencia con la competencia. En Carsmarobe apostamos por la innovación y la más moderna tecnología. En nuestro catálogo ya contamos con cursos destinados a la especialización en reparación y mantenimiento de vehículos que utilizan la electricidad como combustible. Si quieres prepararte para el futuro, consulta en nuestra web e infórmate sobre nuestros cursos.

Carsmarobe se prepara para todos los avances que transformarán la automoción en los próximos años. Por ello, ya cuentan con cursos en vehículos eléctricos e híbridos garantizados por profesores con más de 20 años de experiencia en automoción.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *