Certificados de Profesionalidad Vs Formación Profesional

FICHAS_BLOG_ALMUDENA - Certificados de Profesionalidad

EN PALABRAS DE ALMUDENA GARCÍA: Certificados de Profesionalidad Vs Formación Profesional

Hoy día, con la multitud de opciones formativas que se presenta, mucha gente se pregunta si es mejor decantarse por la Formación Profesional (FP) o cursar un Certificado de Profesionalidad. Mi respuesta, como Pedagoga y también como Responsable de un Departamento de Formación, es siempre la misma: ambas opciones son interesantes, la elección debe tomarse dependiendo de las necesidades de cada uno de los participantes. Para explicar mejor este aspecto debemos entender qué es un Certificado de Profesionalidad (CdP) y cuáles son los aspectos diferenciadores entre ambos.

Certificados de Profesionalidad

Un CdP es un título que acredita los conocimientos y las destrezas de las personas y que otorga una “cualificación profesional” para ocupar un puesto de trabajo en el mercado laboral. Se trata pues de un título que acredita que un trabajador está cualificado para el desempeño de unas funciones asociadas a un puesto de trabajo concreto. Lo expide el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y es válido para todo el territorio nacional.

Sin embargo, lo más destacado de los CdP es que se pueden obtener a través de la experiencia laboral, es decir, documentando los años trabajados en un sector determinado para así convalidar las diferentes Unidades de Competencia.

Diferencias entre los Certificados de Profesionalidad y la Formación Profesional

La diferencia más significativa entre ambos tipos de sistemas radica básicamente en su concepto. El CdP no es un título académico sino una acreditación laboral. En cambio, en FP. se obtiene una titulación académica.

La FP se divide en dos ciclos formativos (Grado Medio y Grado Superior), por el contrario los Certificados de Profesionalidad tienen tres niveles.

Para cumplir con los requisitos de entrada de los CdPs, los participantes tienen que tener un perfil determinado establecido por el SEPE (Mayores de 16 años, Titulación Académica dependiendo del nivel del certificado, etc.). En cambio, la FP tiene una continuidad en el sistema educativo y se accede a través de unos requisitos académicos previos.

Conclusión

¿Por cuál nos decantamos? Lo importante es tener claro que cualquiera de las dos opciones nos prepara (y adecuadamente) para el mundo laboral, pero tenemos que establecer cuál es nuestro perfil de entrada y sobre todo de qué tiempo disponemos para estar preparados y ejercer nuestra profesión. Estar en posesión de un CdP nos ayuda a incrementar nuestro curriculum profesional, se tiene en cuenta en cualquier concurso-oposición que convoquen las Administraciones Públicas, acredita profesionalmente ante la empresa privada y el tiempo de su consecución es menor que en la FP, pudiendo compatibilizar la actividad laboral con la consecución de niveles superiores de los CdPs.

Desde mi punto de vista, el aspecto más definitorio es el hecho de poder cursar los certificados en modalidad on line, permitiendo al alumno acreditarse en una titulación oficial acorde a su puesto de trabajo o acreditarse en otro sector profesional. Con esta modalidad, que no existe en la versión FP, el alumno es capaz de formarse cómo, dónde y cuándo quiera. Y es que estamos en la era digital, queremos aprovechar al máximo nuestro tiempo, queremos formarnos, estar actualizados, tener una amplia variedad de certificados… Todo sin salir de casa, a través de nuestro smartphone, tablet, PC, etc. De ahí que esta sea la opción más demandada.

Por todo lo anteriormente expuesto, ¡Apostemos por los Certificados de Profesionalidad!, nos preparan para estar capacitados ante nuevos retos profesionales.

Si quieres ampliar información consulta nuestra web www.carsmarobe.es

1 Comentario

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *