La salud de nuestro vehículo

Manuel Sanchez

En abril se han conocido varios datos sobre el sector del automovilismo en nuestro país. Hay dos cifras en concreto que merecen una reflexión por lo que implican. Por un lado, tenemos que, según los datos oficiales, en Marzo se vendieron más de 100.000 unidades (en concreto, 112.792). Un dato que supone que, respecto al mismo mes del año pasado, la venta de vehículos se ha incrementado en un 41%. Un cifra que ya hace soñar a los fabricantes con llegar a la cifra mágica de un millón de coches vendidos en 2015.

Por otro lado, sin embargo, se anunció que la edad media de los coches españoles ha aumentado y ha alcanzado los 11 años. Unos datos que contrastan con la de venta de vehículos. A pesar de que nos digan que estos coches son más peligrosos, no hay que olvidar que, con un correcto mantenimiento, estos coches no tienen que tener más peligro que uno recién salido de un concesionario.

Cuando queremos estar en forma, vamos al gimnasio. Si nos duele algo, vamos al médico o al “fisio”, a que nos ponga a punto. Con el coche es igual. Tenemos que llevarlo a sus especialistas, los mecánicos. Y como cualquier médico, los mecánicos deben estar al día de las últimas medicinas para tratar las enfermedades más recientes.

La formación de los mecánicos es imprescindible. Las nuevas tecnologías de los coches requieren de especialistas que conozcan en profundidad las enfermedades que pueden afectar a los nuevos pacientes. Pacientes con corazones cada vez más eléctricos y con más componentes. Dentro de un año podrían ser más de un millón de coches que necesitarán un mantenimiento específico. Y la amplia formación en las nuevas tecnologías de los técnicos puede marcar la diferencia entre que el paciente elija nuestra “clínica” o no.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *