Marketing 2.0 en el Taller. Primera Parte. - Blog de Carsmarobe

Marketing 2.0 en el Taller. Primera Parte.

FICHAS_BLOG_PAULA

EN PALABRAS DE PAULA ALDEA: Marketing 2.0. en el Taller. Primera Parte

Es innegable. La forma de comercializar cualquier producto o servicio ha cambiado. Hoy ya no basta con ser buen profesional. También hay que saber trasladar a los clientes que efectivamente lo somos. Aquí es donde el Marketing 2.0, apoyado en una adecuada y estructurada campaña de comunicación, dispone todo su peso.

Hoy vamos a centrarnos en la versión 2.0 de nuestros negocios. Es decir, en las estrategias de Marketing 2.0. y comunicación con carácter exclusivamente virtual y que favorecerán que dispongamos de una imagen actualizada y profesional.

Pero para comenzar, pongamos todas nuestras cartas sobre la mesa. Lo primordial es tener claro qué queremos contar. ¿Tenemos el mejor precio, la mejor atención al cliente, la última tecnología, somos especialistas en un sistema…? En definitiva, debemos buscar nuestro valor añadido, nuestra fortaleza.

EJEMPLO01- Marketing 2.0

Y, por supuesto, definir a qué tipo de cliente nos dirigimos. No se vende igual una crema facial a una joven de 20 años que a un señor de 56. Son perfiles diferentes que buscan cosas distintas. De hecho, tan si quiera utilizarán los mismos canales de comunicación. Por eso, debemos segmentar nuestro público todo lo posible para lograr campañas mucho más eficaces. Es probable que los clientes de nuestro negocio respondan a distintos perfiles, pero siempre tendrán ciertas acotaciones (como por ejemplo, conductores y por tanto mayores de 18 años, con vehículo propio…).

Una vez aclarados los dos primeros pasos será momento de preguntarnos cuál es nuestro objetivo, es decir, qué pretendemos conseguir: subir las ventas, fidelizar clientes…

EJEMPLO- Marketing 2.0

Hay diferentes maneras de promocionarnos, y en gran medida dependen del presupuesto que tengamos disponible para ellas. No sólo lograremos nuestros objetivos a través de la publicidad convencional (prensa, radio…) o virtual (redes sociales, blog… Marketing 2.0). Podemos idear acciones distintas y menos comunes pero que también nos ayuden a transmitir nuestro mensaje. Por ejemplo, enfocado a la fidelización podemos redactar una newsletter y hacer un envío programado por emailing. Una newsletter se nutre de contenidos, fotografías y necesita de un ordenador, por lo que la inversión inicial es bastante discreta. Evidentemente, disponer de un presupuesto más holgado puede permitirnos otras acciones relacionadas como la compra de bases de datos específicas para llegar a nueva clientela.block notas- Marketing 2.0

En todo caso, siempre (y recalco el siempre) se deben controlar y medir los resultados de las acciones emprendidas; Saber si nuestra inversión (puramente económica y/o en recursos humanos) cumple con nuestros objetivos y si debemos modificarla o incluso eliminarla. De hecho, hay que tener claro que cualquier acción implica inversión, mayor o menor, pues los recursos humanos de nuestra empresa, y el tiempo que invierten en cualquier labor, es a fin de cuentas dinero que invertimos. Por tanto, implican un evidente coste de oportunidad (nuestros recursos serán destinados a una acción determinada, dejando así de destinarse a cualquier otra).

Improvisar es una de las cuestiones que se deben evitar en cualquier acción que vayamos a emprender. Aunque nuestro plan pueda resultar a simple vista intrascendente, deberá contar siempre con un planteamiento y un control. En caso contrario, estará condenado a no ser efectivo.

Pero, ¿qué acciones puede llevar a cabo un pequeño comercio para mejorar su comunicación?

Partiendo de un presupuesto reducido y escasos recursos humanos, existen sin embargo varias acciones que, con cierta organización, pueden dar muy buenos resultados a corto y medio plazo.

  1. Web corporativa. La imagen que una empresa proyecta en Internet es, a día de hoy, fundamental de cara a la captación de nuevos clientes y fidelización. De hecho, tan terrible es no disponer de un buen escaparate virtual (al que sumamos las redes sociales) como tenerlo y dejarlo a su libre albedrío. Una página Web desactualizada, con una imagen desgastada y no “responsive” (adaptada a smartphones y tablets) puede tener precisamente el efecto contrario al que se persigue. En un artículo anterior de En Palabras De, nuestro compañero y Webmaster Alfonso Santafosta nos daba las claves para tener, a día de hoy, una página moderna y al tanto de las últimas tendencias.

Cabe destacar en este apartado la fantástica herramienta de Google Analytics (gratuita), que ofrece información del tráfico a nuestra página según la audiencia, adquisición, comportamiento y conversiones llevadas a cabo en ella. Pero ya publicaremos más adelante otro artículo al respecto.

  1. Blog. Un blog es una buena opción de Marketing 2.0. para trasmitir nuestro mensaje al mayor público posible. Sin embargo, si hace un momento decíamos que una Web debe estar actualizada, escribir un blog implica un compromiso aún mayor. Primero, porque debe actualizarse con más asiduidad si cabe. Segundo, porque los contenidos vertidos en el mismo deben ser del interés de nuestro público objetivo. No vamos a contar el truco para conseguir la mejor paella valenciana si en nuestro negocio reparamos vehículos. Tampoco será necesario hablar únicamente de reparaciones, podemos buscar temas relacionados como, por ejemplo, los diferentes salones y ferias del automóvil, curiosidades relacionadas con el motor, avances tecnológicos aplicables a la automoción, nuevas normativas, comparativas entre determinados modelos… Puede resultar sencillo, pero en realidad llevar de manera adecuada un blog no es tarea fácil y requiere de una implicación y tiempo del que posiblemente no se disponga a simple vista.
  1. Redes sociales. Ante todo, hay que tener en cuenta que existen una gran variedad de redes sociales con perfiles muy dispares. Lo adecuado es utilizar la red que se corresponda con el tipo de cliente al que queremos llegar. Las más habituales para promocionar un negocio y disponer de otro escaparate virtual son Facebook y Twitter. Linkedin tiene quizá un tinte más serio que las anteriores, por lo que tiene gran acogida entre quienes persiguen básicamente relaciones entre empresas. Instagram y Pinterest son mucho más visuales ya que se basan en mucha imagen y poco texto, pero también pueden cuadrar en negocios de automoción. Y prácticamente todas ellas permiten tener un perfil de empresa a coste 0€, pero también desarrollar acciones publicitarias dependiendo del dinero que queramos invertir (y muy interesantes, ya que permiten diseñar una acción específica determinando edad, ubicación, sexo, intereses… del target al que nos dirigimos, así como trabajar el canal y contenido de nuestro mensaje de manera concreta).
  1. Como hemos indicado al principio del artículo, una newsletter lanzada de manera periódica (pero siendo constantes en su redacción y envío: diario, semanal, mensual o trimestral) puede ser una estupenda herramienta de comunicación, fidelización e incluso captación. Además, existen herramientas con versiones gratuitas (como Mailchimp) para facilitar el envío a nuestra base de datos y hacer un seguimiento estadístico de los índices de apertura y lectura de la newsletter.

El carácter de una newsletter es informativo, con contenidos de interés sobre la marca y el ámbito en la que ésta se desenvuelve. A fin de cuentas, el público que va a recibirla realmente tiene interés en su contenido, por lo que si nuestro negocio es un taller de reparación de vehículos, nuestra newsletter versará sobre automoción y todo lo relacionado con nuestro negocio (si, por ejemplo, patrocinamos un equipo deportivo infantil, será positivo contarlo y recordarlo eventualmente en nuestra publicación).

No debemos olvidar que una newsletter no busca la venta directa, aunque sí puede influir indirectamente en sus suscriptores a través de la información vertida. Es, en definitiva, una de las fuentes más destacadas de tráfico a la Web de nuestro negocio y un canal magnífico para fidelizar clientes.

Por ejemplo:

Podemos usar la newsletter para hacer llegar a los clientes suscritos ofertas exclusivas frente a los no suscritos.

newsletter oferta- Marketing 2.0

  1. De forma segmentada (por perfiles) podemos hacerle llegar a nuestros clientes distintas ofertas basadas en el Marketing 2.0, utilizando canales como son los mensajes telefónicos, el correo postal o el email. A través de estos, se pueden enviar puntualmente ofertas, incluso personalizadas.

Por ejemplo,

De cara al verano se quiere potenciar el mantenimiento de los vehículos entre aquellos clientes que hace tiempo que no visitan nuestras instalaciones. Haciendo uso del Marketing 2.0., y a partir una selección de éstos, lanzamos vía sms una oferta personalizada:

SMS01- Marketing 2.0

Incluso con cierta simpatía y de manera mucho más concreta, a clientes cuya última visita fue en un periodo muy determinado:

SMS02 - Marketing 2.0

  1. Imagen insitu. Cualquier acción virtual debe ir siempre acompañada de una imagen cuidada de nuestro negocio, acorde con nuestra imagen corporativa y con los objetivos marcados. Por muchas acciones (de Comunicación y Marketing 2.0.) que emprendamos, éstas serán en balde si nuestra empresa no refleja una imagen auténticamente profesional (en el caso de un taller, en este sentido son muy importante la recepción activa y las normativas de calidad, de las que nos habla Jorge Peiró, coordinador de Carsmarobe, en un artículo anterior).

En próximos apartados de Marketing 2.0 en el Taller profundizaremos en nuevos y diversos temas que pueden ayudarnos a implementar una estrategia de Marketing y Comunicación acorde a la sociedad y mercado con los que convivimos.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *